0

El esqueleto de la ballena varada en la Playa de Cortijo Blanco en 2008 ya está en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid

Publicado por el .

 

El año 2011 le ha traído un nuevo inquilino al Museo de Ciencias Naturales de la capital de España. Se trata del esqueleto de una ballena rorcual común, que se ha colocado suspendida del techo de la sala principal del museo, situado en la calle Abascal de Madrid.

Este esqueleto procede de un ejemplar de ballena que quedó varado en el invierno de 2008, concretamente en febrero, en la playa de Cortijo Blanco de Marbella. Tras los trabajos de retirada del cadáver  de 21 metros de longitud y 40.000 kilogramos de peso que llevó a cabo la Junta de Andalucía, ahora lo ha cedido al Museo de Ciencias Naturales de Madrid, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Previo a la instalación del esqueleto, el Museo realizó un arduo trabajo de limpieza de los huesos, el transporte y su montaje y los propios para asegurar la estructura del edificio del que se tenía pensado suspender en el aire el esqueleto una vez transportado a Madrid. El presupuesto de todos estos trabajos ha ascendido a 160.000 euros.

Este ejemplar de ballena rorcual común es una hembra adulta, probablemente en la última etapa de su vida. Como curiosidad, para valorar su tamaño, baste decir que un hombre alto tiene que dar unos 30 pasos para abarcar su longitud; en el caso de un niño harían falta 60.

Te puede interesar

Escribe un comentario