0

Los efectos de la crisis de Martinsa-Fadesa en Marbella

Publicado por el .

Fernando Martin, presidente de Martinsa-Fadesa

La declaración de insolvencia de la constructora Martinsa-Fadesa es la primera pieza importante que se ha cobrado la actual crisis e incertidumbre económica. Sus consecuencias, las de la crisis, se están dejando sentir por todos los sitios donde el “boom” del ladrillo dejó ver con más intensidad sus efectos.

En Marbella queda por determinar, por ejemplo, la compensación millonaria que tenía que hacer al consistorio marbellí por irregularidades en la construcciones de varias de sus promociones de viviendas.

Martinsa-Fadesa construyo una decena de promociones en Marbella, sobre todo en Guadalmina Alta, traducidas en 1.386 viviendas y un centro comercial; se realizaron en base a un convenio urbanístico firmado por el GIL y según un PGOU aprobado por Jesús Gil que no reconoció la Junta de Andalucía.

Las licencias se revisaron cuando la gestora se hizo cargo del Ayuntamiento tras su disolución y concluyó en que la constructora debía de compensar al municipio para la legalización de las viviendas ya que habían excedido de su capacidad de edificabilidad (según la Administración Autónoma el exceso llegaba a los 20.000 metros cuadrados) y por haber construido una gran superficie en una zona de equipamiento público.

Te puede interesar

Escribe un comentario